23 mayo 2008

Con tetas no hay paraíso



Nunca pensé que fuera tan difícil encontrar un sujetador. No penseís que hasta esta semana no me había comprado ninguno, pero sí es cierto que hacía años que no visitaba las tiendas de Santander en busca de este imprescindible en mi vida.


Mi misión era encontrar un sujetador blanco talla 100 C que me quedara fantásticamente bien y me hiciera un fabuloso escote. Comencé un diabólico peregrinaje por diferentes establecimientos del noble gremio de la corsetería...


- No trabajamos tallas tan grandes...(Joder, un poco de sutileza por favor, si no lo tienes te callas y ya está o me dices otra cosa)

- Tienen que ser con corte horizontal en la copa ( A mi abuela a lo mejor le gustaban los pechos picudos, pero la moda Gaultier no me va)

-Prúebate éste (Sí sí creo que es el preferido en el hogar del jubilado)

-¿De paso por qué no te pruebas una fajita? (Y ya que estamos ¿no tiene una pistola y acabamos primero?)

- Es imposible que de estos veinte modelos no te quede ninguno bien (Pues ya ves a lo mjeor tienes una colección de pena)


A todo esto sumarle entradas y salidas del probador medio en pelotas y un sentimiento vejatorio de narices. ¿Por qué en estos sitios no te tratan con mimo y delicadeza? ¿Por qué se opera la gente el pecho para conseguir una 100, no saben que luego la industria lencera no está preparada para pechos generosos? Menos mal que al final y después de la inestimable ayuda de mi amiga Helen encontré le modelo perfecto y una tienda con solera en la que supieron atenderme con cariño y respeto, try a little tenderness...


De todos modos seguiré comprando en mi adorado H&M mis conjuntos lenceros de putón verbenero, no hay nada como el autoservicio y la autosatisfacción.


Dos recomendaciones para las que tienen pechonalidad o para las que están pensando en aumentarse un talla:


Visitar la tienda Queen en Santander, un trato exquisito y muchos modelos.

Ir a H&M tienen copas hasta la D a precios más que razonables.

Eres bella tengas la talla que tengas, no lo olvides.
La firma Simone Perele me ha sorprendido gratamente, el de la foto sienta de maravila aunque no es el color que más les pone ;-), el visón y el deseo están reñidos...


PD: Estoy planteándome lo de la operación en busca del bikini imposible, este año al final va a tocar nudismo...

2 comentarios:

enigmala dijo...

ÁNIMO, NO ESTÁS SOLA!!
Yo pasé años acomplejada pensando que, si no encontraba mi talla, era porque algo debía de estar mal en mi. En una época en que las mujeres se ponen pecho es increible que toda la ropa esté pensada para tablas de lavar.

Cafeína dijo...

A mí me pasa exactamente lo mismo; mucho pecho y poca espalda es, para el caso, casi igual de difícil. Pq se supone q si tienes pecho, tienes espalda para llevarlo y ese no es mi caso, así q si no tienen copa pues bailan q da gusto!
Lo del bikini ni te cuento, tampoco se puede tener talla arribay poca abajo, los bikinis suelen venderse en pareja la braga y el suje así q...

NO ESTAS SOLA!!! (y yo tpc!! gracias!!)

PD:Si quieres conjuntos de putón, la ropa interior de Blanco tiene lo suyo