01 septiembre 2008

Septiembre y un mar de hojas secas

Estamos ante un mes de cambios para casi todos. Algunos han agotado sus días de ocio, otros las empiezan. Están quienes se plantean cambiar su rutina por otra más satisfactoria, otros buscan algo que les haga más llevadera su vida. Los hay que celebran el final de verano y quienes añoramos el sol y la luz. Los que buscan amores nocturnos y los que huyen del amor. Unos nacerán mientras otros se acercan a la muerte. La vida y sus cambios y parece que todo pasa en este mes leno de hojas secas y poesía.
Septiembre y su fragilidad.

3 comentarios:

enigmala dijo...

Se nos quedó el rollo de cuando estudiábamos, para mi el año empieza en septiembre, no en enero. Terrible mes.

El Último Héroe Romántico dijo...

Corre, corre, corre... Rueda, rueda, rueda... la peonza sobre la piedra. Todo gira, nadie habla. Todos piensan, nadie cambia.

Martín G. Ramis dijo...

escupiré sobre vuestra tumba fue una novela que me encantó en su momento.