30 junio 2008

Pues yo tengo un amigo...


Ufff qué día, preparativos, prerrebajas, claustros, humanoides irritables, altercados con la policía, mi futuro laboral en el aire, una amiga que está triste, rehab... No se me ocurre nada mejor que tomarme un buen zumo frío y sentarme a ver la primera temporada de Sex in the city. Ya sabéis que estoy de lo mío, sumergida en el mundo nupcial y todo lo que suena a ello hace eco en mi cabeza hueca.


Pues bien, en el capítulo que me tocaba hoy, Carrie hablaba sobre mujeres solteras y las sensaciones que producen en las mujeres casadas. Seguramente tod@s nos hemos visto en la situación siguiente: una pareja encantadora de amigos nos organizan una especie de encerrona y nos presenta a una persona que lo mismo es "él" o "ella" o no es nadie. Cuántas veces hemos sido los únicos de nuestros amigos que no tenemos pareja y nos han mirado como bichos raros (esto se agudiza cuando cumples los 30).


Si he de ser sincera y no lo suelo ser (no os acostumbréis) nunca me he sido víctima de este tipo de artimañana. Tal vez porque mis amigas "casadas" me veían sin remedio o no tenían tipos donde escoger, con lo que mola una cita a ciegas (alguna de vosotras me vaís a matar). Pero como romanticona empedernida confesa diré que a veces estas cosas acaban bien.


Mi amiga E, que me recuerda en cierto modo a la encantadora Charlotte, era la única de sus amigas que no tenía pareja, la metieron en una encerrona en una casa cuartel y después de casi dos años de arrebatador romance se casa en agosto ¡qué bonito!


Pero lo que os quiero decir (sobre todo a vosotras) es que soy una tramposa. En otra vida fui una casamentera venida a menos, fracasada, y a veces ese espíritu se apodera de mí irremediablemente, qué asco me doy ;-). Además como tengo unos/as amigos/as tan geniales, guapos y disponibles, pues me da por hacer experimentos que en la mayor parte de las ocasiones, por no decir todas, salen de culo. Pero ¿y si un día aparece la magia y soy testiga de algo excepcional como es el nacimiento de esa cosa que algunos llaman amor por decir algo?


Ya sé que soy una soñadora pero no soy la única, si queréis que no lo siga haciendo lo tenéis crudito.

6 comentarios:

enigmala dijo...

No sé qué decirte, a mi no es que me parezca mal ni nada, pero pertenezco a ese grupo de irreductibles para los que no hay casamentera que valga. Si yo misma me las veo y me las deseo para encontrar uno que me guste (lo cual, ni mucho menos quiere decir que yo le vaya a gustar a él) como para que me lo encuentren otros.

rutus dijo...

Solo puedo decir, je,je,je.

Anónimo dijo...

Eres una Celestina de tercera división!!! Si quieres que cambie de opinión, ya estás organizándome una "encerrona" con una amiga estilo Samantha.
La carne, débil de por sí, en verano lo es aún más.

Anónimo dijo...

No voy a dar la cara esta vez, pero seguro que sabes quien soy cuando leas lo que viene a continuación. ¡Tú no has dado un pase en condiciones en tu vida!, ¡cómo Valerón no tienes precio hija mía!, y eso que siempre te has rodeado de buenos Follardos con los que agasajar a tus amigas buenorras inexistentes. Afirmo, no he conocido en tu círculo de amistades femeninas ni tan siquiera a una con la que me iría a dar un mísero paseo bahiano. Ni tienes el don, ni sigas intentándolo, más que nada por no joder a tus vigorosos machos que merecen algo más que lo que ofertas. ¡Más nivel Maribel! es lo que reclamamos.

Miss Underground dijo...

Enigmala, cómo te entiendo, el mercado está en crisis desde hace tiempo...

Rutus, ;-)

Anónimo 1, para presentarte a Sam primero preséntate tú y ya veremos...

Querido Anónimo 2, sé quién eres y donde vives y ya te dije una vez que no te iba a volver a presentar a ninguna fémina. Tú no necesitas pases... Necesitas unas buenas bofetadas y azotes pa que espabiles. Conmigo puedes meterte todo lo que quieras pero con mis amigas ni de coña, desde aquí te declaro la guerra. Ellas son oro, querido, y los follardos machotes sólo sirven para una cosa, y no precisamente para ir de paso con ellos por la bahía :-)

Cafeína dijo...

A mi no me parecen tan mal las citas a ciegas. Siempre q sean con amig@s en común, eso de los www de encuentros...no conozco a nadie q le haya salido bien

Nuse