04 septiembre 2006

A los que no están

Tengo la mala fortuna de que la mayoría de mis amig@s se me van de mi lado. Barcelona, Madrid, Zaragoza, Cuenca, Guernika, Valladolid, Benidorm... Y aquí me teneís, más triste que en el último capítulo de "Verano Azul", ya lo decía la canción "Cuando un amigo se va..."

Siempre que me dicen que se van me da muchísima pena, me dejan en esta ciudad donde los amig@s escasean tanto. Pero qué se le va a hacer, un@ tiene que encontrar su sitio físico, geográfico y kármico-cósmico y está claro que pocos lo encontramos aquí...

"No te preocupes, ya nos llamamos, internet y esas cosas..." y al final lo haces e incluso los visitas a sus lugares de residencia, pero el abrazo de un amig@ de verdad cuando lo necesitas hasta puede llegar a quitar el hambre y el frío de varios días.Cuando vienen de visita, las prisas, los compromisos familiares y los horarios apretados suelen ser pequeños obstáculos que intentamos sortear con gracia.

Os echo a tod@s mucho de menos, a cada uno y una que me quiere. Espero que algún día os jubileis y vengais aquí a tomaros algo en la terraza del Rhin o donde sea (algún lugar habrá que poner de moda para la tercera edad o la cuarta).

Ahora te vas tú, mi querido hermano, a esa ciudad donde nunca encuentran el tesoro, donde sus noches son interminables y donde seguro encontrarás lo que busques... Septiembre es un buen mes para comenzar una nueva vida.

Buen viaje y buena suerte...

3 comentarios:

Bottonpop dijo...

Precioso tu homenaje y preciosa tu aportación... Desde aquí mil besos y mil abrazos a quienes marchan...

Miss Underground dijo...

Muchas gracias, he estado todo el día intentando poner la canción de Septiembre desde ODEO pero no sé qué le pasa, a ver si en estos días tengo más suerte...

Cuando no son las imágenes son las canciones

;-)

EsE dijo...

Aquí me tienes acongojado, y también acojonado por la incertidumbre. Es precioso todo lo que dices. Que la situación o la distancia cambie nuestra amistad o hermandad, en nuestro caso, sólo depende de nosotros. Yo al menos lucharé por ello porque te quiero y eres demasiado importante para mí. Besazos. Siempre tuyo, Sergio.