12 marzo 2010

Homequeening

No tengo ganas de escribir.
Vivo contaminada de realitys de nombres imposibles.
Mi nevera está vacía y mi cabeza llena.
La TDT echa humo.

El elefante sin nombre que sujeta mi puerta reprocha mi dejadez.
Queda menos para la primavera,
para abrir la ventana y dejarme empapar por la lluvia
para luego secarme con los rayos de sol.

Voy cantando de habitación en habitación melodías inexistentes,
las olvido al momento.

No entiendo a los quienes escriben pseudoversos
y se autodenominan poetas.

Ponemos nuestros pensamientos en feisbuk
y esperamos una respuesta...
Somos capaces de tener 12.675 amigos virtuales
e incapaces de seducir en la barra de un bar.

¿A quién le importa mi diarrea mental?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Puede que a mucha gente que lee tu blog

El Último Héroe Romántico dijo...

secundo

rutus dijo...

Preciosa foto!!!
Llega la primavera, última semana de invierno.
Un besazo.

Anónimo dijo...

Tú decides.

A.S. Olivier dijo...

Recordemos aquello de "No hay primavera si tú no la inventas".

La luz, sin duda, es un aliado. Aprovechémoslo.
un beso

play deal or no deal dijo...

nice blog u have given good information so that was really good for me thank u i will waiting u next blog