16 noviembre 2009

Uno del derecho y otro del revés


Este es el otoño de los nuevos hobbies y otras frikezas. Entre ellas se encuentra hacer punto. En mi vida me hubiera imaginado en mi cheslón tejiendo unos calentadores o unas mangas ultrafashion. Estos días he recordado las tardes que pasaba con mi madre eligiendo lanas en las tiendas de la ciudad. Mirabas el conjunto de ovillos y te resultaba casi imposible imaginar el resultado final, a esto había que sumarle las siguientes fases: ayudar a hacer las madejas, someterte a innumerables y frustantes pruebas hasta que finalmente llegaba el día en el que estrenabas tu flamante y abrigadoso nuevo jersey. ¡Qué poco valoraba ese duro trabajo! Echo la vista atrás y me doy cuenta de la suerte que tuve de poder llevar jersey preciosos y únicos, lástima que no conserve ninguno.
Las cosas cambiaron cuando los precios del imperio Inditex disuadieron a las amas de casa a seguir atadas a las agujas y a las Singer, menuda pena. Ahora un jersey de punto lo tienes por 9,90 euros, si te lo quieres hacer igual el coste de la lana se multiplica por 4 y no te digo nada las horas que tienes que meter y lo que te sufren las cervicales. Apesar de los inconvenientes de las labores artesanales hay ahora un moviemiento que poco a poco va resurgiendo. Actualmente ya no se teje o cose por necesidad, sino por placer, el placer de llevar algo que has creado, el placer de dejar la mente en blanco mientras haces punto, el placer de la autenticidad de las cosas...
Me he enganchado y miedo me doy cada vez que paso por una tienda de telas. Mi madre y mis hermanas fueron a clases de costura, a mí nunca me llamó nada de eso, pensaba que era algo antiguo e inútil y eso que me pirraba la moda aunque era una renacuaja. Como el próximo año me siga picando el gusanillo igual me apunto a clases de costura y dejo de maldecir a Amancio Ortega cada vez que encuentro el perfecto vestido en el que no entro.
Nunca se sabe...

5 comentarios:

Rutus dijo...

Uno sencillo, paso uno.... y reunirse y compartir ideas y coser y comer y beber...yo ya he rescatado las reglas de patronaje de mi madre y la ilusión ha sido mutua, a diseñar, a crear, que es lo que nos gusta. Un besazo!!!

enigmala dijo...

Yo estoy lanzadísiima!!!
Yeah!
Fdo: La tricotosa.

Anónimo dijo...

Dáis mucho miedo...tanta mujer bella e inteligente, tanta aguja...

Don Juan de Kiabi

El Último Héroe Romántico dijo...

Hago solicitud en firme y especialmente tardía de bufanda color x. Señalar a donde se debe enviar dicha solicitud bajo riguroso procedimiento administrativo.

anabel lee dijo...

hola miss underground,
esto de hacer manualidades, ya sea coser, hacer punto, mezclar tejidos, objetos, collage, lo que sea es lo mejor que te puede pasar en el mundo...yo estoy deseando llegar a casa después del trabajo para hacer un montón de cositas y soy feliz.

por cierto, me alegro que todavía me tengas agregada en Pinto Pinto. que ilussión. yo te tengo en mis favoritos y de vez en cuando me doy una vuelta por tu blog.
yo también tengo uno:
http://lolita-chiq.blogspot.com/

ya sabes hay que cambiar y experimentar continuamente. bueno, un besito y a seguir tricotando