24 agosto 2009

Uff


Cuando todo el mundo naufraga a tu lado y va a deriva ¿qué haces con tu barco? Sabes que hay tormentas, tempestades, marejadas, sunamis y demás fenómenos, puedes malgastar tu tiempo pensando cuál va a ser la catástrofe que te va a tocar a tí o seguir tu rumbo, intentar que el viento esté a favor y buscar un atardecer que te caliente el corazón, sin otro objetivo que seguir navegando.

Pie de foto: Aunque os parezca mentira la foto es mía y encima está hecha en Maliaño, desde la ventana que no da a la fábrica ja je ji jo ju

4 comentarios:

Doctor Spawlding dijo...

A mi ya me ha pillado la tormenta, así que rema fuerte a ver si al menos alguno nos escapamos

A.S. Olivier dijo...

¡Échanos gasolina sobre nuestros cuerpos desnudos!
Deseo arder frente a la felicidad que tu cuerpo desprende.

Es el incendio que predijo Sidonie en su último disco: "Arden los mares y los desiertos, arde la culpa de nuestro deseo y las palabras que llevan veneno"..."Somos un incendio sin control".

¡Qué coño, Missu! ¡Santa Deriva!

enigmala dijo...

¿Qué te pasa pequeñuela? ¿Te deprime la lluvia? ¿Te amustia el final del verano?
Piensa en los fascículos de cosas inverosímiles, en los números especiales de moda, en el catálogo de Ikea, el Mercado medieval, el curso de cocina de "La Huerta", el taller de lana... ÁNIMO, ÁNIMO, ÁNIMO!!!!

El Último Héroe Romántico dijo...

Sol, Sol, Sol, Sol y mil veces Sol... y cuando haya ardido del todo, subir al cielo, haces click y postcombustión!
Sol, Sol, Sol y mil veces Sol...!!!!