24 marzo 2009

Mi último capricho

No pude resistirme. Siempre me han encantado las converse. Recuerdo que con 14 años me compré unas rosas con unos ahorrillos que tenía. Con ellas pateé Madrid, Segovia, Toledo y las calles de mi ciudad. SI no recuerdo mal con ellas me dieron mi primer beso. Imaginad mi disgusto cuando mi par favorito de zapatillas desapareció de mi zapatero por arte de "magia". ¿Dónde estaís?... En fin, han pasado los años y varias primaveras, ahora hay más colores donde elegir y éstas me han cautivado. No he podido esperar a rebajas (dudo que llegasen), no me quería arriesgar.
Pero ahora que las tengo... ¿Va a salir el sol para sacarlas de paseo?

3 comentarios:

ruth dijo...

Que bonitas son!!! yo no era, ni soy muy fan de las "converse", pero al final caí también, esas lentejuelas rojas susurraban mi nombre. Eso tienen los caprichos que arrassssstraaannnnn!!! Muak!!!

rutus dijo...

Que no cunda el panico, no tengo un blog, simplemente aprete el botón que no era, upssss!!

Bardamu dijo...

Además te hacen juego con el blog