05 marzo 2009

¿Mala pata o mal de ojo?

Estoy hasta el mismísmo coño de que me digan que tengo mala suerte, porque al final me lo acabaré creyendo. Siempre he creído que era una suertuda y me gusta ver el lado positivo de las cosas, pero hoy no tengo ganas ni de reirme de mí misma, no quiero palabras de compasión, no quiero curanderos llamando a mi puerta, queridos enemigos celebrar este día y tomaros algo a mi salud,no quiero nada más que matar a alguien y convertirlo en un acto de psicomagia. Así que mañana voy a bajar a la reunión de escalera de mi comunidad con 7 puntos conflictivos a ver qué pasa...

4 comentarios:

Bardamu dijo...

Siempre puedes llamar al clitoterapeuta

Anónimo dijo...

Hace poco leí que existieron en el Japón feudal unas ninjas llamadas Kunoichi que empleaban su belleza y sus artes seductoras para espiar y asesinar.

También podrías ser la fémina que emulase a Michael Douglas en "Un día de furia".

Que se preparen los elegidos...

Fer.

enigmala dijo...

Las reuniones de vecinos las carga el diablo, déjate el cuchillo jamonero en casa, eh??

A.S. Olivier dijo...

De todos es sabido que una sola persona no puede agarrar con firmeza un bazoka de largo alcance. Créeme que estaría dispuesto en estos momentos a gritar junto a ti eso de:
¡Prepararos cabr...!

¡Marisa, fuego a discreción!