04 agosto 2006

Streaptease cardiovascular


Lo mejor estaba por llegar y llegó con nocturnidad y alevosía. Nacho Mastretta y Ajo en Caballerizas y gratis... No había que perdérselo y no lo hice. Estuvieron inmensos. Ella, canalla, fresca, fumadora; él, melodioso, dulce, grande en su "segundo" plano.
Pude ver un streaptease en que no se veían tetas sino venas, en el que aparecía una mujer desnuda con una maleta vacía. Una micropoetisa, descarada diciendo mentiras sinceras. Durante una hora nos ofrecieron lo mejor de sí mismos, todos nos entregamos a la risa y la sorpresa. Se quedaron con nuestros corazones de papel pegados al piano...
Si pasan por vuestra ciudad darles la bienvenida.
Para más info visitar:
PD1: No pudiste estar allí y esto va por tí, gracias por descubrirme tantas cosas maravillosas...
PD2: Voy a ir corriendo a comprar el libro “Micropoemas” de Ajo (Editorial La Luz Roja).

2 comentarios:

EsE dijo...

Querida hermana es genial que por una vez nuestra Santander ofrezca un evento tan tú. Me alegro que lo disfrutarás y más del nuevo rumbo que está tomando este tu blog. Fuiste mi pionera y eso nunca se olvida. Es una delicia leerte porque se nota que esto te gusta y te sirve de vía de escape a ese submundo consumidor en que estás sumida. Siento mi timidez comentaríl en algunos post, pero sabes que te leo y releo con cariño. Siempre tuyo, Sergio. Besos.

Miss Underground dijo...

Mi querido hermano

Agradezco enormente tus palabras que me impulsan hasta el infinito y más alláaaaaaa....

Me gusta cuando callas porque estás como ausente, jajjajajaaj Sé que me lees y deliciosa timidez me anima también a seguir escribiendo.

Un vicio que tenía desde hace tiempo aparcado y que ahora sacado a pasear casi a diario, espero que dure y que estés ahí para comprobarlo...

Sabes que te quiero